Qué Debes Saber Antes de Cambiar la Bañera por un Plato de Ducha

Comparte este Post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Hace algún tiempo atrás, el ideal de un cuarto de baño, era colocarle una bañera; todos soñábamos con sumergirnos en una hermosa bañera llena de agua caliente con muchas sales aromáticas y reconfortantes para nuestro cuerpo.

Las escenas que habíamos visto en alguna película alguna vez, estaban  al alcance de nuestras manos con la instalación de una bañera en nuestros  baños.

No obstante, hoy muchas de esas cosas han cambiado y la bañera dejó de ser ese lugar confortable para  un relajante baño.

La falta de tiempo, la idea de hacer algún ahorro y la seguridad integral de las personas, entre otras cosas,  nos llevan a decidir cambiar bañera por plato de ducha.

Queremos recordarle que hacemos reformas de baños en todo el territorio catalán. Estés donde estés podemos ayudarte a cambiar tu bañera por un plato de ducha o lo que necesites.

En Bricoducha hacemos reformas de baños en toda Cataluña:

Si tiene alguna duda puede ponerse en contacto con nosotros

haciendo clic aquí.

El cambio de la bañera por un plato de ducha es una decisión que supondrá una serie de beneficios…

Retirar la bañera de nuestro cuarto de baño para colocar un plato de ducha, entre otros beneficios, nos permite ahorrar un recurso natural indispensable, como es el agua.

Al cambiar la bañera se está dando un importante paso en cuanto a la integridad física de los habitantes del  hogar, sobre todo si tenemos adultos mayores, niños  o algún familiar con movilidad reducida.

En el aspecto relacionado con el ahorro, además de la disminución en el monto de la factura por consumo de agua, también veremos una diminución en el consumo eléctrico, pues será menos tiempo de uso del calentador para darnos una ducha, que un baño en la bañera.

Colocar un plato de ducha, supondrá un toque de modernidad en nuestro baño, ganancia de algún espacio que facilita la movilización y mayor seguridad en el hogar, entre otras cosas.

Ventajas e inconvenientes de las duchas y las bañeras

¿Por qué elegir una ducha?

Una de las mayores ventajas de seleccionar una ducha, es el poco espacio necesario para ser colocada, por lo que podemos intuir, que una ducha resulta ideal para cuartos de baño de poco espacio.

Adicionalmente, las mamparas ideales han de ser de cristal transparente,  para obtener mayor sensación de amplitud.

Hoy, cuando apenas queda tiempo para un baño rápido, los platos de ducha son  lo  más funcional; además es menor el tiempo para hacer limpieza de una ducha que de una bañera.

Para los adultos mayores, resulta una gran ventaja tener una ducha, por la seguridad que obtienen; colocando  agarraderas en las paredes adyacentes,  las personas se pueden sujetar a ellas como medida de seguridad.

Si utilizan sillas de ruedas, pueden acceder más fácilmente al lugar para bañarse y hasta podrían hacerlo solos.

¿Por qué elegir una bañera?

La bañera puede ser de gran ayuda si se tienen niños, por supuesto con las medidas de seguridad adecuadas.

Cuando deseas un baño relajante y tienes el tiempo, sumergirse en una bañera puede resultar reconfortante; en esos casos, la ducha no es un lugar atractivo y algunos desean darse estos gustos alguna vez.

¿Qué se debe comprobar antes de cambiar la bañera por un plato de ducha?

  • Es importante hacer una revisión profunda de las paredes, reparando lo que haga falta, para que no queden huecos  o se produzcan fugas de agua en el futuro.
  • Antes de colocar un plato de ducha, es necesario verificar la condición de las tuberías; reparar y cambiar las que estén averiadas  te dará tranquilidad con tu ducha nueva.
  • La zona donde estaba la bañera, debe ser adecuada de manera correcta, previniendo fugas de agua o defectos futuros en el plato de ducha porque no quede colocado en una superficie estable y segura.
  • Aunque no es un trabajo difícil, lo más conveniente es contratar un profesional para que ejecute la remodelación y cambio; estas personas conocen cabalmente el trabajo y lo harán de forma que no surjan problemas posteriores, que impliquen nuevos gastos.

¿Qué opciones tengo a la hora de cambiar mi bañera por un plato de ducha?

Reforma completa

Esta es la remodelación más costosa; sin embargo, si en tu caso, el baño es muy viejo y has notado algunas fallas en las tuberías y otros problemas, lo mejor es hacer una remodelación total.

Los gastos serán un poco elevados, pero tendrás la certeza que además de tener un plato de ducha nuevo, las tuberías también lo serán, así como los azulejos de las paredes y,  un nuevo sanitario también podría formar parte delos cambios.

Tendrás un baño con un estilo y diseño renovado,  en óptimas condiciones de funcionamiento.

Reformar la bañera/ducha

Esta opción se contempla si el baño está en buenas condiciones generales; este cambio es un poco más económico, pues se trata de retirar la bañera, hacer las adecuaciones necesarias en cuanto a tuberías y accesorios y colocar el plato de ducha, así como la mampara correspondiente.

Puedes sustituir los azulejos que resulten averiados, colocar los que hagan falta, o sustituirlos todos, por unos nuevos que armonicen con el nuevo plato de ducha.

Reforma parcial

Si el presupuesto para los cambios es verdaderamente escaso, tal vez solo será posible retirar la bañera  con extremo cuidado para no dañar azulejos, colocar el plato de ducha, las mamparas necesarias y poner las baldosas faltantes para cubrir el espacio que ha dejado libre la bañera.

Recuerde que nuestros técnicos le elaborarán un presupuesto para cambiar su bañera por una ducha, de forma gratuita y sin compromiso. Ajustado siempre a sus necesidades y a un precio acorde a su economía.

logo bricoducha sin fondo

Otras Noticias